x

¿Qué es el marketing performance?

El marketing de performance "es un modelo de marketing online en el que el anunciante sólo paga por los resultados conseguidos". Se trata de una práctica de marketing que está orientada a generar una respuesta por parte de los usuarios en forma de una suscripción, un ‘me gusta‘, una venta, un reenvío, un registro, etc.

También conocido como marketing de resultados, pasamos del conocido pago por impresiones, a un pago por resultados. De esta forma, lo que determina la eficacia de una campaña son los datos reales recolectados a partir de un sistema de trackingo seguimiento que permite almacenar las conversiones, las ventas o las suscripciones en tiempo real.

Entre las principales ventajas del marketing de performance, destaca la facilidad a la hora de medir el ROI, ya que permite la optimización continua en base a los resultados conseguidos en tiempo real.

Hay que tener en cuenta, que en las campañas del marketing de resultados el anunciante solamente paga por los resultados obtenidos. Por eso, para conseguir esos resultados, es necesario primero marcar unos objetivos que sean medibles. En este caso, utilizar este tipo de marketing con objetivos de notoriedad de marca, por ejemplo, no sería lo más adecuado.

Por otro lado, al poder utilizar numerosos canales, es necesario y fundamental definir claramente el modelo de pago que se va a seguir. En una campaña de marketing de performance los modelos más utilizados son los siguientes:

En el marketing de performance también se utilizan otros modelos de pago además de los mencionados, aunque en menor medida, como el CPI o coste por instalación, CPD o coste por descarga, y el CPV o coste por visitante. Elegir uno u otro modelo de pago vendrá determinado en función de los resultados que se quieren conseguir con la campaña de marketing concreta.

Los medios que se utilizan en una campaña de marketing de resultados permiten segmentar la audiencia, haciendo llegar le mensaje a aquellos que están interesados en lo que ofrecemos, de modo que el anunciante maximiza su inversión.

La seguridad que ofrece una estrategia de marketing de performance, está en la posibilidad que existe de poder medir los resultados y verificarlos en tiempo real gracias a herramientas como las de analítica web, que permiten mejorar el rendimiento constantemente. De esta forma, el anunciante solamente paga una vez que ha alcanzado el número de registros, visitas cualificadas, ventas alcanzadas o suscripciones, es decir, cualquiera que sea la forma de conversión que busca y el tiempo y la cantidad que ha acordado.

Se trata de una forma de marketing que cobra mucho protagonismo cuando hablamos de publicidad online, ya que permite optimizar la inversión de la estrategia que están dirigidos a las campañas en Internet. Habrá que ver de qué forma evoluciona y si surgen nuevas formas de marketing de resultados en el próximo año.